Ecológico sin lógica

Ecológico sin lógica
Ecológico sin lógica

 

POR JUAN IRANZO

 

Los llamados animalistasvan de colegas de los animales. De buenrolleros de carné y vida urbanita. De pagafantas mascoteros. Y de eruditos de la fauna y flora sin levantarse del sofá. Pero éstos no son amigos de los animales, porque un amigo no te trata como si fueras gilipollas.

 

Porque debes de pensar que un animal, tu amigo, es tan tontolculo, cuando estas convencido de que sin tus cuidados y atenciones —cuidados que tu superioridad moral han dictado que están bien y son necesarios- no se puede valer por sí mismo.

Que es tan retrasado que debe de vivir a través de ti. Que siendo un perro, un gato, un caballo o un león del Serengeti, hay que tratarlo como un ser humano desvalido, y no como un perro, un gato, un caballo o un león del Serengeti. El mayor maltrato animal, es aquel que no trata a cada especie como lo que es, ya que cada una tiene sus propias necesidades y razón de vida.

Menuda forma de querer, destruyendo su autoestima, manoseando sus instintos, confundiendo su papel, y hasta chantajeando ¿Esto no es violencia?

Aun quiero ir más lejos: ¿no serán también unos racistas y xenófobos? ¿Por qué no dan el mismo trato a cucarachas o ratas? ¿Es que las ratas no pasan frío y necesitan el calor de un hogar?

 

Y lo más curioso. Los que defienden a los animales y el establecimiento de un nuevo orden social, en el que un perro tenga los mismos derechos que un niño —pero no los mismos deberes- cuestionan el papel de un ganadero. Una granja es un campo de concentración, en el que el ganadero opresor abusa de su ganado. Un ciego explota a su perro lazarillo… Pero ellos, tras siglas de asociaciones y partidos políticos, se lucran con ingentes sumas de dinero globalizado. Amor por los animales a golpe de talonario.

 

Hace unos días, el animalismo mató a la cria de un delfín en aguas argentinas. Un bebé que cometió el delito de aparecer en una playa llena de mentes lavadas por el ecologismo de sofá, donde lo más importante fue tomarse fotos y selfiescon la criatura en vez de devolverla al mar. Fotos que atestiguaran el amor enfermizo y postizo por el animal, exhibición propagandística de una nueva forma impuesta de como hay que querer a los animales. Y así, el delfín murió deshidratado.

 

¿No son más ecologistas, aquellos que hipotecan su patrimonio personal en sacar adelante, pongamos de ejemplo, un toro de lidia? ¿No es más ecologista aquel que respeta cada especie tal y como es? ¿No es más ecologista aquel que vive por y para sus animales, porque de ellos depende el pan de su familia?

Hablar desde un duplex en la ciudad, a través del Ipad, sin haber conocido jamás el día a día del mundo rural es atrevido y peligroso. Aquí vivimos la ecología. Sobretodo por la cuenta que nos trae. Eco-lógicos.

Los mejores regalos taurinos
Los mejores regalos taurinos muchotemple.com

Torero y experto en tauromaquia. Bloguero y apasionado del mundo del toro. Comparto mi experiencia como torero en trajesdeluces.com y en el blog detorero.com .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.
Ir arriba
Abrir chat